El jardín de mi madre

Ya llegó el veranito finlandes. No es un verano caluroso como en España. No son meses tras meses de temperaturas altas. No, no es nada parecido. Aunque en los últimos años el cambio climático ha contribuido a generar que las temperaturas sean más altas, superando los 30 grados. Me parece que este año no van a subir mucho las temperaturas… Además se nota en el jardín de mi madre, las flores llevan unas 2 semanas de retraso en florecer.


Como cada año, el jardín de mi madre es una preciosidad. Detrás de todas esas flores y plantas hay mucho trabajo. Ella pasa horas y horas cuidándolas, regándolas y por su puesto dando su cariño para que cada año vuelven a salir a florecer. Todos los cambios y arreglos se los comunica a mi padre, quien va haciendo las vallas y las cosas mas pesadas.

Aunque el principio de este año ha sido fresquito y aún faltan muchos colores y varias flores para florecer, el jardín es increíble y, además es un lugar mágico.

_20150713_231502        _20150713_231439

Esta mañana encontré un camachuelo nórdico en el césped. Pareció un poco perdido, pero con su pecho rojo estaba precioso encima de la mantita de la florecillas de rosa de San Juan.

_20150713_231413

A mi madre y a mi,  nos encantan los faroles con la velas. Mi madre tiene toda una colección de ellos para iluminar las noches de invierno. En verano no da la misma sensación que en un invierno frió pero siguen siendo piezas muy bonitas de decoración en el interior como en el exterior de la casa.

_20150713_231346      _20150713_231311

 

_20150713_235350      _20150713_235307

Poco ha poco mi madre ha ido añadiendo flores y también detalles en su jardín. Hay que ir con ojos muy abiertos para no perder las figuritas y las macetas.

_20150713_235331      _20150713_234511

Son muchos los escondites que ofrece este jardín a los niños. Cada uno tiene su lugar secreto. Ha sido el jardín de mi infancia, donde yo di mis primeros pasos, donde mis hijos han gateado, donde mis sobrinos y los primos han jugado. Todos hemos crecido aquí consiguiendo los pequeños logros, dejando de usar pañales en verano y tirando los chupetes a las ardillas bebé. En el sol y por debajo de la lluvia, corriendo alrededor de la casa y buscando los tesoros. Es un privilegio poder ofrecer esto a mis hijos. Y es un orgullo poder enseñaros un lugar tan apreciado en mi vida. El jardín de los mil secretos. La obra de mis padres.

_20150714_001149 _20150714_001044 _20150714_001126 _20150714_001105

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vastaa

Sähköpostiosoitettasi ei julkaista. Pakolliset kentät on merkitty *